Noticia130 - Cofradía San Telmo Frómista (Nueva)

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Cata con degustación de vinos locales: Una iniciativa que puso en valor la ancestral cultura del vino en Frómista



Desde lejanos tiempos, según las referencias documentales existentes, nuestra Villa era “importante en el cultivo del viñedo” y, en consecuencia, “abundante en vino”.
Otro referente son los importantes núcleos de bodegas que existen en nuestro pueblo, prueba evidente de una cultura ligada, desde tiempo inmemorial, al cultivo de la vid y a la producción de vino.
Aunque actualmente hay en Frómista contadas viñas, se mantiene la afición a elaborar vino, a partir de uva o mosto que se trae de zonas productoras cercanas.
La cuestión es poner en práctica esos conocimientos ancestrales transmitidos de generación en generación, y disfrutar durante el año y en compañía, de ese vino al que se da el toque personal, resultado de la pericia de cada cual y en igual medida de la calidad del producto adquirido y de las circunstancias estacionales.  


 
De esta realidad surge la iniciativa de incluir en el programa de la Semana Cultural un “Taller” dedicado a la cultura del vino. ¿Sus objetivos? Hacernos entender algo más este mundo del vino y, a la vez, dar visibilidad y protagonismo a esos “enólogos” de afición, dotados con rudimentos básicos. No solo consiguen un producto homologable y sano; a la vez, mantienen una tradición muy arraigada y socializan esta actividad a través del uso de las bodegas, en cuyo ámbito se mantienen interacciones personales muy ricas.
Necesitábamos una “mano experta” que compartiera conocimientos y prácticas y, a la vez, la colaboración de varios productores locales que aportaran y compartieran sus vinos y su experiencia.
El saber y la técnica de cata lo encontramos en la magnífica disposición de Álvaro Rayón, Sumiller del Hostal Los Palmeros de Frómista. Nos impartió una lección sencilla y asequible, a la vez que nos fue haciendo transitar entre tonalidades, aromas y sabores.


Lo autóctono, los vinos de bodegas familiares “made in Frómista”, pudimos degustarlos de la mano de Miguel Herrero, Miguel Ruiz, Juan José Palacios, Félix Blanco, Julio Fernández, Moisés Rodríguez y Eugenio Renedo.


 
En torno a veinte “catadores” formales - serios y metidos en faena – y numeroso público masculino y femenino, que asistió ensimismado a la sesión y que, al final, todos juntos degustaron vinos y viandas, entre el jolgorio y la sorpresa.
Una novedad en el programa de esta Semana Cultural 2017, que dio mucho juego y que habrá que repetir, porque ha suscitado mucho interés y satisfacción generalizada entre los asistentes.
LA COFRADÍA QUIERE AGRADECER A TODOS LOS CITADOS ANTERIORMENTE SU COLABORACIÓN DESINTERESADA, Y ESPECIALMENTE A ALVARO RAYÓN Y AL HOSTAL LOS PALMEROS, POR EL GENEROSO DETALLE DE CORRER CON LOS GASTOS DE ESTA ACTIVIDAD.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal